Inteligencia emocional y educación de niños. 10 Consejos prácticos

 En Consejos

Hay que saber controlar en nuestras vidas las emociones, de hecho es importante ahondar en las emociones, pensamientos y acciones, ya que son los tres pilares que hilan cada instante de nuestro ser.

Hay que ser conscientes que existen niños que tiene una capacidad deficiente para aceptar las frustraciones, obedecer las normas, no respetan y son incapaces de comprender a los demás.

A continuación te mostramos 10 consejos para que puedas aplicarlos: 

1.  Utilizar la inteligencia emocional para controlar su ira

niño llorando

Los niños necesitan el afecto y el cuidado de los padres para aportarles seguridad desde que nacen hasta los 18 meses, pero los niños van a empezar a desarrollar rabia y a canalizar sus reacciones a partir de los 6 meses. De hecho, hay niños que gritan enfurecidos y tienen mucha ira, pegan a sus hermanos o amigos, entre otras cosas, y esas acciones hay que controlarlas y limitarlas desde el nacimiento a través de conversaciones y mensajes directos que les hagan razonar.

2.  Enseñar a los hijos a reconocer sus emociones

madre hablando

Se recomiendan a los padres a mantener conversaciones con sus hijos e iniciar a los niños en el campo del reconocimiento de las emociones a partir de los 2 años, ya que es la edad en la que los niños empiezan a interactuar con otros niños y a socializarse. En el caso de que los niños estén al cuidado de cuidadores, son los canguros los que deben sustituir a los padres cuando ellos no estén y mantener con los niños también conversaciones, e incluso lograr que reconozcan sus emociones.

¿Cómo podemos hacer que reconozcan sus emociones? Existen diferentes modos para que aprendan a reconocer sus emociones  y las de las personas que les rodean, como mostrarles fotografíass, dibujos, preguntándoles si están tristes, porqué, entre otros.

3.  Que los niños aprendan a dar nombre a sus emociones

niños

Es aconsejable que los niños a partir de los 5 años, aprendan a dar nombre a sus emociones e identificar cuando están enfados, contentos o si tienen miedos, y además, que aprendan a explicar a los demás porque sienten esas emociones.

4.  Que los niños aprendan a afrontar las emociones

Es habitual en muchos niños tener rabietas, gritar, patalear o golpear cosas, cuando se sienten superados por las emociones, pero es importante que los padres no refuercen esas situaciones, de hecho en ese momento de rabieta hay que decirles “cuando te tranquilices hablamos”. Cuando terminan la rabieta, hay que enseñarles que antes que empiecen a pegar, gritar, etc es mejor que exprese lo que siente y qué es lo que le ha sentado mal, de esta forma enseñarles a mostrar sus sentimientos desde pequeños.

5.  Que los niños desarrollen su empatía

Cuando los niños son muy pequeños piensan que todo el mundo gira alrededor suyo. De hecho, los niños aprenden con el ejemplo de sus padres y personas más cercanas. Por lo que, si los adultos prestan atención a las cosas que les ocurren y se les hace ver que nos importan y que tenemos en cuenta sus opiniones, serán más empáticos con los demás.

Hay que tener en cuenta, que las situaciones cotidianas son la escuela para el aprendizaje de la empatía. Por lo que, es necesario razonar con ellos continuamente, haciendo preguntas: ¿Cómo piensas que se siente ese niño después de lo que le has dicho? ¿Por qué crees que está llorando tu hermano? ¿Crees que papá está hoy contento?. Esto le ayudará a ponerse en la piel de la otra persona.

6. Enseñar a los niños la escucha activa

Es importante que los niños aprendan a escuchar a los demás, de hecho desde muy pequeños deben aprender a guardar silencio mientras los demás hablan, porque es una forma de mostrarle respeto a la otra persona. Hay que reconocer, que muchas veces es difícil que los niños aprendan de forma rápida la escucha activa, por lo que los padres deberían de hablarles más despacio y preguntándoles si entienden lo que les estáis diciendo o no.

7. Que los niños desarrollen la comunicación

jugar

Los padres, familiares o las canguros, deben de incentivar a los niños a que expresen sus sentimientos, opiniones, pensamientos y que aprendan de esta forma a dialogar y a ser capaces de mantener una conversación. Una forma de empezar a mantener conversaciones con ellos es: haciéndoles preguntas, jugar con ellos, razonar, entre otras cosas. Esto se debe de hacer, ya que es algo imprescindible en la educación del niño.

8.  Iniciar en las emociones secundarias

Hay ciertas emociones que empiezan a surgir en la vida de los niños a partir de 10-11 años, empiezan a sentir emociones secundarias que cobrarán más peso para ellos, como el amor, la vergüenza, las ansiedades, entre otros. Es conveniente tener una buena comunicación con los hijos para que podamos hablar de diferentes temas, de forma abierta, para que se sienten cómodos y seguros con nosotros.

9.  Fomentar el diálogo

El mejor aprendizaje para un niño es la familia, a medida que los niños crecen y se hacen mayores van apareciendo más demandas por su parte, es por ello, por lo que se debe de hacer mucho hincapié en la importancia de pactar, dialogar con ellos y acordar ciertos temas.

10.  Facilitar a los hijos que expresen sus emociones

 

Esto es uno de los puntos fundamentales para fomentar la inteligencia emocional, ya que los padres deben ofrecer a sus hijos comodidad a la hora de expresarse y comunicar sus sentimientos.

Hay que aprender a comunicarse y reconocer las emociones tanto propias como ajenas, de hecho esto es imprescindible para los niños vayan madurando poco a poco y se integren en la sociedad.

¿Necesitas una canguro en Sevilla de confianza?

app

En Ven a Casa tenemos canguros en Sevilla que continuarán con la labor de los padres en su ausencia, ya que colaborarán en la educación de los hijos. Somos una app que te ayudará a encontrar a la niñera que mejor encaje en tu familia. De hecho, sabemos lo importante que es para ti saber que tus hijos están atendidos de manera responsable. Por eso, desde Ven a Casa, te ofrecemos una solución pensada para ofrecerte tranquilidad.

Ven a casa es un servicio que cuenta con más de 400 niñeras a lo largo y ancho de España y somos un grupo de más de 60 profesionales. Nuestro código ético, de conducta y valores es muy estricto, es por ello por lo que no somos un servicio de niñeras y canguros más en Sevilla. Disponemos de canguros en Mairena del Alajarafe, Tomares, Dos Hermanas, Camas, Sevilla Este, San José de la Rinconada, Osuna, Utrera, entre otros muchos lugares.

Debes tener en cuenta que nosotros no solo te ayudamos a seleccionar a las mejores niñeras, sino que estaremos siempre presentes a lo largo de todo el proceso.  ¡Confía en nosotros y no te arrepentirás!

 

Publicaciones recientes

Comentarios

avatar
  Suscribirse  
Notificarme de