Meriendas sin azúcar

 En Alimentación, Consejos

Muchas veces no sabemos qué hacer para que nuestros peques coman bien y de forma saludable, porque en la mayoría de los casos prefieren bollería industrial, ultraprocesados en general con demasiada cantidad de azúcar. En Ven a Casa nos preocupamos por esto, buscamos preparar con nuestros peques unas buenas meriendas 0 azúcar y queremos compartir contigo los secretillos para que, además de comer bien, se lo pasen pipa y disfruten. ¡Sigue leyendo, así no te perderás las irresistibles meriendas que te proponemos!

Todas las mamis a las que preguntamos, incluso a las de nuestro equipo, coinciden y están de acuerdo en que los supermercados y medios de comunicación no ayudan para el fin que se expone en este artículo. Resultan muy atractivas las galletas, dulces, chocolates, bollería en general, recursos fáciles y llamativos para los peques que enamoran a golpe de vista… y sabor.

Estos supermercados y medios como la televisión, en la mayoría de ocasiones nos engañan con publicidad del tipo: “Con un X% menos de azúcar!” o “Posee Vitamina tal y cual y cual… buenísimas para el crecimiento de los más pequeños…”. Esto no es cierto, lo único que procuran es que nuestros peques posean una adicción al azúcar elevada, por lo que una fruta o verdura les resulta insulsa, cuando realmente tienen un alto nivel nutritivo y aportan mucho más para su crecimiento manteniéndolos sanos.

Recopilando y recopilando ideas molonas entre nuestros cuidadores de Ven a Casa, hemos elaborado unas meriendas geniales para que ningún niño se canse de comer siempre lo mismo y le encante merendar sin azúcar. Échales un vistazo, te van a encantar.

Pautas a seguir

Lo más importante es que los peques no se aburran de comer siempre lo mismo, sabemos que puede ser complicado variar y elaborarlas, pero una vez te acostumbras se hace más fácil de lo que imaginas. Además, con los consejos que te vamos a proporcionar a continuación los más experimentados de Ven a Casa, te lo ponemos aún más fácil.

La merienda también se debe planificar, no puede ser un momento en el que cualquier cosa vale para aguantar hasta la cena. Debemos enseñarles desde bien pequeñitos la importancia de una merienda sana y equilibrada. Ponerles como ejemplo a los superhéroes de moda siempre ayuda… ¡En Ven a Casa lo hacemos y funciona! Los peques comen muy bien esas merendolas chachis porque superhéroes como Capitán América o IronMan también lo hacen, incluso su deportista preferido también disfruta de estas meriendas.

Debemos evitar los zumos de tetrabrik, obviamente los refrescos. Quizás los zumos nos resulten muy prácticos, sin embargo, jamás sustituyen a una pieza de fruta. Si no tienes más remedio que recurrir a ellos, los zumos, es necesario que revises las etiquetas y que sean siempre zumos como tal, no néctares, puesto que estos últimos contienen bastante azúcar añadido. Aún así, siempre será mejor opción el agua o un vaso de leche sin más añadido.

Fruta, nuestra mejor aliada

Fruta, nuestra mejor aliada

¿A quién no le cuesta tomar las 5 raciones de fruta al día? ¿Por qué no aprovechamos la merienda para llevarlo a cabo? Si eso de comernos un melocotón así sin más nos resulta cansado a todos, imagínate para los más peques. Ahí van algunos consejos que harán que todo sea más sencillo:

  • Una idea que te damos es que los niños participen, yendo a comprar al supermercado y elijan la fruta, así como que aprendan a seleccionarla correctamente (por aquello de si está más verde o menos, etc.). Si son mas mayorcitos, les puedes dejar que ellos mismos corten la fruta a su gusto.
  • Podemos mezclar frutas más ácidas con alguna más dulzona como el plátano, melón y sandía (en verano), las uvas, etc. Siempre teniendo en cuenta la fruta de temporada.
  • Es una genial idea colocarle la fruta en su tupper, plato o cuenco favorito.
  • También podemos hacer brochetas de fruta, con palos para pinchitos, que ellos mismos las creen, se diviertan haciéndolas para después… ¡ñam!
  • Congelar fruta (al gusto) y batirla con yogur natural no azucarado, es otra manera de tomar helado de una forma sana y saludable.
  • Hacer batido/licuado de frutas, también es una opción, echándole canela le aporta un sabor riquísimo y distinto a esos batidos!
  • También se puede tomar la fruta con crepes, bien cortada en rodajitas y rellenando cada crepe con la fruta que más les guste a los peques.

El bocadillo de siempre

El bocadillo de siempre

¿Por qué no? Siempre que tengamos en cuenta que no es lo mismo incluir de contínuo entre rebanada y rebanada alimentos del tipo chorizo (que muy de vez en cuando tampoco es algo que esté mal), que hacer un sandwich integral de pechuga de pavo, el bocata de toda la vida nos aporta también nutrientes para cargar pilas y seguir jugando el resto de la tarde que nos queda hasta la cena.

Estos son algunos ejemplos:

  • Tostada de queso fresco, con semillas de chía y sésamo. A los peques les flipa prepararse las meriendas en general, hacerse ésta les encanta.
  • Tostada con pavo, tomate en rodaja y queso fresco.
  • Bocata de atún con aceite de oliva o al natural.
  • Tostada con aguacate (bien untado o bien natural en rodajas) y decorado al gusto (con semillas de chía y sésamo o nueces, está delicioso).
  • Sandwich vegetal con huevo duro (lechuga, pavo, tomate, por ejemplo).

Es preferible emplear siempre pan integral, más saludable.

¿Y si utilizamos yogurt? ¡Por supuesto que es una muy buena opción! Si es natural sin azúcar muchísimo mejor. Le podemos añadir miel, o trocitos de fruta al gusto y/o frutos secos.

Pero oye, ¿para los más golosos nada?

Pero oye, ¿para los más golosos nada?

Obviamente hay quienes sin azúcar en nuestras vidas (de vez en cuando) no podemos estar, pero siempre hay que tener en cuenta que es preferible hacer los dulces y postres caseros, ya que podemos controlar la cantidad de azúcar que lleve nuestro bizcocho, por ejemplo. Acordaros siempre del empleo del AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra), que a pesar de ser un alimento calórico los beneficios para el organismo son esenciales: Rico en antioxidantes, ayuda a bajar el nivel de colesterol y aporta grasas indispensables para la vida que el organismo no puede producir, precisas para todas las células y en especial para las del cerebro.

A modo de conclusión y como último consejo: En Ven a Casa recomendamos siempre el trabajo en equipo; la colaboración entre padres e hijos en cualquier tarea del hogar no debe ser menos a la hora de ponernos a cocinar. Los peques aprenden con los mayores, se divierten, obtienen autonomía y responsabilidades, geniales para su desarrollo. La cocina es un buen ámbito para la conciliación familiar, aporta unión entre familiares, cooperando para el fin de crear algo muy rico que todos vamos a disfrutar.

Y tú… ¿Te animas?

Publicaciones recientes

Comentarios

avatar
  Suscribirse  
Notificarme de