Niñera en Málaga y Sevilla: precauciones a tener en cuenta frente al calor

 En Consejos

El verano está cada vez más cerca, motivo por el que hay que empezar a tomar las precauciones necesarias para que los más pequeños puedan hacer frente a las olas de calor. La propia Cruz Roja indica que las personas más vulnerables a ello son los ancianos y los niños, necesitando estar siempre bien hidratados y evitando salir en hora punta.

La parte sur del país siempre ha sido conocida por ser la que más peligro tiene, al alcanzar unas temperaturas más elevadas. En caso de que tengas a alguien cuidando de los más pequeños, dile a la niñera en Málaga o niñera Sevilla que esté continuamente ofreciéndole agua a los niños.

Precauciones a tener en cuenta si se exponen al sol


Para actuar correctamente ante una ola de calor y evitar problemas en el futuro, es necesario proceder de la siguiente forma:

  1. Bebe continuamente agua o algún tipo de líquido con el que tu cuerpo esté correctamente hidratado. Evita aquellas bebidas que contengan cafeína o alcohol, ya que aumentan la sensación de calor.
  2. No hacer comidas abundantes y priorizar los alimentos fáciles de digerir, como las verduras, ensaladas y frutas. Así, también estarás ayudando a tu organismo a recuperar todos los minerales que se pierden por el sudor.
  3. Establece el aire acondicionado entre 24 y 26 grados centígrados. Permanece en lugares que estén aclimatados y frescos hasta que el sol comience a esconderse.
  4. En caso de que no puedas evitar salir a la calle, protégete bien e intenta estar el mayor tiempo posible en una zona con sombra.
  5. No realices ejercicio al aire libre, mucho menos en las horas donde más calor hace.
  6. Utiliza ropa clara y transpirable.
  7. Lleva sombrero o gorra para protegerte del sol.
  8. La piel sufre mucho, acuérdate de aplicarte la protección solar necesaria en caso de que vayas a salir a la calle.

Horas en las que los niños no deben de estar expuestos al sol

En plena ola de calor, las horas en las que el sol está en lo más alto son las más peligrosas y con las que se incrementan las probabilidades de sufrir un desmayo por falta de hidratación. Para salir a la calle, hacer ejercicio, jugar al fútbol con tus amigos o practicar cualquier actividad, es importante hacerlo a primera hora de la mañana o por la tarde, cuando empieza a esconderse el sol.

Las horas más peligrosas están entre las 11:00 de la mañana y las 18:00 de la tarde. Los más pequeños muy sensibles a los fuertes rayos que el sol deja durante esta estación. Si puedes evitar salir entre este rango horario, mejor. En caso contrario, acuérdate de las precauciones que hemos establecido anteriormente.

Publicaciones recientes

Comentarios

avatar
  Suscribirse  
Notificarme de