El Pintacaras: Cómo se hace y qué necesitas

 En Sin categoría

El pintacaras es una actividad muy divertida tanto para los niños como para los mayores. No hace falta que se te de bien dibujar ni que el dibujo lo hagas perfecto, al niño le va a hacer muchísima ilusión de todas maneras.

A los peques, cuando se les pinta la cara, se imaginan que son cualquier personaje o dibujo que quieran y eso les apasiona. Esta actividad puede hacer más divertida cualquier fiesta o rato que pasemos con los pequeños. En Ven a Casa forma parte de unos de nuestros juegos más divertidos… pero ¿Cómo lo hacemos?

Materiales

¿Qué es lo que necesitamos? ¡Muy fácil! Lo bueno de esta dinámica es que sólo con dos o tres colores puedes hacer maravillas, aunque no vamos a negar que cuantos más colores haya ¡más posibilidades de ser quienes queramos ser! Para esta actividad necesitas:

  • Ceras especiales para la cara.
  • Un perfilador de ojos negro.
  • Toallitas desmaquillantes.
  • Crema hidratante.
  • Purpurina, para darle un poco de brillo a la vida
  • Los colores más utilizados son: el rojo, el negro y el blanco. Por regla general, cuando las niñas quieren pintarse la cara, piden el color rosa para cualquier personaje o animal que desean, suele ser fundamental, de ahí lo mencionado anteriormente: cuanta más variedad de colores mejor, pero si no disponemos de ello, podemos hacer un apaño con los que tenemos, ya que ¡mezclando rojo y blanco sale rosa!

¿Dónde podemos encontrar los materiales?

  • Papelerías
  • Tiendas especializadas en fiestas
  • Tiendas de disfraces
  • Tiendas de maquillaje y estética
  • Bazares y tiendas asiáticas, aunque no lo recomendamos demasiado ya que no sabemos mucho acerca de sus fabricantes.

¡OJO!

Algo que tenemos que tener en cuenta es que hay niños alérgicos a estos materiales, por lo tanto recomendamos que con anterioridad siempre hagáis una prueba en el rostro del peque o en la parte de atrás del cuello. Si notamos algún tipo de reacción deberemos retirar inmediatamente y acudir a un médico con el material usado y explicar lo ocurrido.

Esto en Ven a Casa lo llevamos al pie de la letra, preguntamos a los padres previamente si el peque tiene alguna alergia y, en caso de que no lo sepan, pedimos hacer prueba delante de los padres o bien no realizamos esta actividad por seguridad y precaución.

¿Cómo hace el Pintacaras?

  1. En primer lugar, es necesario expandir un poco de crema hidratante sobre la cara del peque para que después sea más fácil desmaquillarle y evitemos irritarle la piel.
  2. A continuación, si el dibujo lo requiere, debemos perfilar con lápiz negro lo que los peques hayan pedido en su rostro. Puede ser que lo que nos pidan sea algo más complicado y no sepamos cómo hacerlo, para ello siempre podemos buscar en internet y fijarnos en algún dibujo que encontremos, o bien buscar una plantilla y tenerla de referencia.
  3. Después de perfilar, rellenaremos el dibujo según los colores de lo que nos pidan o bien con aquellos que los peques mismos seleccionen, de esta manera también trabajaríamos la imaginación y la creatividad. Algunas veces no necesitaremos perfilar el dibujo ya que con las propias ceras de colores podemos hacerlo como, por ejemplo, una corona.

¡Ahora es vuestro turno! Os proponemos a modo de reto intentar realizar estos dibujos en la cara de vuestros peques. ¡Animaos, son muy fáciles! Os dejamos todos los pasos bien detallados.

Algunas ideas

Ejemplo 1: Spiderman sencillo

  1. En primer lugar, siempre después de haber aplicado la crema hidratante, con una esponjita podemos difuminar el color blanco aplicándolo en el ojo que el peque prefiera hacerse el dibujo, con forma de gota de agua. Si no tenemos esponjita con el mismo dedo, tras haber aplicado el color directamente sobre el rostro, podemos ir difuminando suavemente el color blanco.
  2. A continuación, emplearemos el color rojo para crear el efecto máscara. No necesitamos que quede perfecto, pero si intentar crear la base de una telaraña como se muestra en el vídeo. Seguiremos el mismo procedimiento de aplicar y difuminar, en este caso, con el color rojo.
  3. Por último, utilizaremos el lápiz negro para crear el dibujo de telaraña y contornear la gota de agua blanca que hicimos al principio. Es aquí donde necesitamos tener más precisión. Si no sabemos cómo dibujar una telaraña, siempre podemos practicar antes en un folio, para que así a la hora de plasmarla en la cara del peque, nos sea más sencillo y nos salga mejor y más definido.

Et voilá! Aquí tenemos un Spiderman sencillo, resultón, y muy muy chulo!

En el vídeo del principio se explica como hacerlo siguiendo unos sencillos pasos.

Ejemplo 2: Pirata patapalo

  1. Primeramente, realizaremos el dibujo del pañuelo, lunares y demás detalles que van en negro con un lápiz de ese color, como el gran parche en el ojo, ¡tan propio de un pirata patapalo! No es necesario que salga perfecto, fijándonos bien en la imagen y haciendo trazos rápidos también queda un resultado divertido.
  2. Segundamente , con el color blanco, rellenaremos los lunares del pañuelo con mucho cuidado de no salirnos. Si en vez de lunares queremos, o el peque quiere, que se le dibuje en el pañuelo una calavera, también resulta sencilla de hacer y para ello deberemos invertir el orden de los pasos, es decir, para la calavera de dentro del pañuelo, es aconsejable aplicar primero el blanco y sobre él, trazar los detalles de esta.
  3. Por último, damos paso al color rojo, tan característico de piratas y un básico para ello, aunque también, si el peque lo desea, se le puede pintar el pañuelo del color que prefiera, para gustos… ¡Colores! Rellenamos el pañuelo poco a poco y sin mucha rapidez, para así no colorear el color blanco que ya hayamos aplicado anteriormente.

¡Arrrr, listos para el abordaje!

Versión con calavera:

Ejemplo 3: Princesa Rosada

  1. El primer paso será, en esta ocasión, empleando el rosa que queramos (más clarito mejor, puesto que con el más oscuro realizaremos posteriormente el contorno de la corona), formaremos la base de esta con las cúspides que queramos, aunque generalmente suelen ser tres, la del centro es más alta que las de los laterales. Incluso podemos, como en la imagen se muestra, crear un pico hacia abajo que posteriormente se podría adornar según las posibilidades o según queramos.
  2. Con el mismo color de base de la corona, crearemos dos círculos en cada moflete difuminándolo un poco con el dedo para que no quede muy marcado a modo de colorete.
  3. A continuación, utilizaremos un color rosa más oscurito para contornear la corona. También se puede hacer con un lápiz negro o blanco incluso, le daría un toque distinto.
  4. Seguidamente podríamos utilizar un lápiz blanco para crear detalles como se muestran en la fotografía. Encima de los mofletes, en la corona, por todo el rostro, etc.
  5. Por último y si disponemos de este material, se pueden colocar piedrecitas o purpurina que podemos comprar en tiendas especializadas preferiblemente, por aquello de la seguridad que dan sus productos, sabemos que no van a perjudicar a los peques a menos que tengan alergia a algún componente como ya dijimos más arriba. Suelen venir con el pegamento incluido, por lo que no tendríamos que hacer gasto extra.

IMPORTANTE Este tutorial también se puede seguir para príncipes, reyes o reinas, etc. La imaginación es la mejor herramienta, ¡usémosla!
Y… ¡chincharabín en un/a príncipe/princesa te convertí!

Ejemplo 4: MariMariposa

  1. Para realizar este pintacaras, lo primero que tendremos que hacer será dibujar con el lápiz negro la mariposa según el tamaño de la cara del pequeño.
  2. Como segundo paso, será necesario utilizar el color elegido por el peque para las alas, en este caso se ha empleado el rosa. Con mucho cuidado colorearemos el dibujo hecho anteriormente sin salirnos y sin manchar el trazado en negro.
  3. Para hacerla aún más bonita, podemos utilizar un lápiz blanco para detallar la mariposa y hacer que parezca tener vida propia.

¡Y listo, una mariposa de cuento de hadas!

Tras la diversión

Después de habérnoslo pasado genial jugando a ser nuestros personajes o animales preferidos, en Ven a Casa recomendamos una limpieza suave con toallitas desmaquillantes para pieles sensibles, incluso podríamos utilizar aceite de bebé y algodón aunque con este último costará mucho retirar la pintura y a los peques podríamos hacerles daño en la piel.

Animaos a poner en práctica este divertido taller, es un rato magnífico para pasar en familia con muchísima diversión de por medio. Los peques podrían pintaros las caras a los papis y entre todos, jugar a adentraros en un mundo mágico y espectacular ¡Ayudaréis a hacer crecer la imaginación de vuestros hijos!

Publicaciones recientes

Comentarios

avatar
  Suscribirse  
Notificarme de