¡Trabajar en equipo no es solo trabajar!

 En Consejos, Educación

Los trabajos en equipo son de vital importancia a la hora de aprender, ya que todos los miembros, al tener ideas diferentes y únicas, pueden ponerlas en común y debatirlas. Esto hace que el resto del grupo conozca nuevos puntos de vista que antes eran desconocidos para ellos. De hecho, muchos de nuestros niños trabajan de esta forma sentados en mesas de cuatro en el colegio realizando tareas conjuntamente y que después presentan enfrente de toda la clase. Ésto les ayuda a aumentar sus capacidades y empatizar con los compañeros. 

Enseñarles la importancia del trabajo en equipo será muy importante para su desarrollo tanto emocional, sabiendo relacionarse con amigos e incluso futura pareja, como profesional, porque el mundo laboral en el fondo no deja de estar construidos de “equipos de trabajo”.

A continuación encontrarás los 3 Beneficios fundamentales que nos aporta trabajar en equipo.

¡Primero!: Establece Relaciones

Trabajar con otras personas te ayuda a conocerlas mejor, saber cómo piensan y cómo es su manera de trabajar. De ésta manera podemos hacer nuevos amigos y establecer nuevas relaciones interactuando con el reto del equipo ya que todos los miembros del grupo pueden complementar sus conocimientos entre sí. 

En un equipo se comparten los diferentes puntos de vista por lo que no enseña varias cosas: aprender a ceder, a saber que no tenemos razón siempre, gestionar el fracaso o la decepción,  entre otras. Un equipo no es un campo de batalla de orgullos, sino una mesa redonda donde entre todos construimos un resultado conjunto. Para poder conseguirlo te damos éstas 4 pautas muy básicas: 

¡Establecer pautas de conducta que favorezcan el trabajo en equipo es muy fácil!

  • Escuchar para comprender, ¡no oír para responder!: La mayoría de los problemas que podemos encontrarnos es la incapacidad de escuchar de forma constructiva y activa. Antes de aprender a hablar hay que aprender a escuchar, entonces cuando hablemos lo haremos con propiedad. Con nuestros pequeños es importante leer cuentos con ellos y preguntarles, además de por la lectura, analizar y razonar sobre lo que se ha leído con ellos y ésto ayudará mucho. ¡Leer es la mejor forma de escuchar, puesto que no tienes la posibilidad de “responderle” al libro!
  • ¿Puedes sumar? Si puedes aporta siempre, ¡pero nunca restes!: ¿Cuántas veces nos quedamos en los problemas? Dar vueltas en un problema y dinamitar todas las posibles soluciones que escuchemos, sin aportar ninguna nosotros, es restar al equipo, desgastarlo. Educar en una actitud constructiva es muy efectivo a la hora de que nuestros pequeños interactúen en equipos. Uno de nuestros consejos es que aprendan a solucionar problemas en vez de coleccionarlos y jugando al ajedrez puedes aprenderlo porque es un juego donde para ganar tienes que solucionar todos los problemas y posibilidades que se presentan en cada jugada y, si estamos con los amigos, ¡las gymkanas son lo mejor!
  • Mente abierta y flexible: las ideas que puedan parecer más disparatadas, a veces, son las mejores. La creatividad facilita que nuestros hijos puedan tener visión periférica, y puedan aceptar posibilidades que salen de su esquema, como por ejemplo: pintar, tocar algún instrumento o montar puzzles pueden ayudarnos.
  • El equipo es tan fuerte como su miembro más débil: no sirve para nada intentar mejorar individualmente, la competitividad esta genial, pero hay que saber cuándo y dónde aplicarla. Premiar una actitud individualista dentro de un equipo no es la mejor forma de ayudar a desarrollarlo. Hay que enfocarlo en ayudar a los que van un poco en la cola. Para esto tendremos otro post, próximamente, ya que hay una larga lista de juegos en equipo que podrás utilizar para ayudaros.

¡Eficacia y Velocidad, dos aliadas!

La producción rápida del trabajo es otro de los beneficios de los trabajos grupales porque todas las personas que lo conforman se reparten el trabajo, lo ponen en común después y así se aligera el proceso.  ¡Divide y vencerás!  

Lo que hay que hacer es asignar a cada uno de los miembros del grupo un tema diferente.  De esta manera podemos abarcar y debatir cada uno de los puntos que puede tener nuestro trabajo. Aún así, hay que tener cuidado, ya que hay que revisar cada una de las partes. Así nos ayuda a tener conciencia de los errores propios y de los grupales para poder solucionar los problemas a tiempo. 

Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos, es el progreso. Trabajar juntos es el éxito. -Henry Ford.

Comunicación y Empatía

Para poder reforzar el trabajo en equipo se pueden llevar a cabo varias dinámicas didácticas, enriquecedoras para el aprendizaje y las relaciones sociales y que, además, pueden ser utilizadas tanto para adultos como para niños .

  • ¿Hacemos un cuento?: Aquí es donde tratamos de ir creando una historia, para ello cada niño, por orden, va dándole forma con sus ideas de la manera que le parezca oportuna o le apetezca. El coordinador de la dinámica (en este caso el cuidador/a) irá escribiéndola para, una vez finalizada la historia, leer el cuento y ver lo alocado y simpático que ha resultado. También podemos adaptarlo según su edad y sus características, porque en vez de solo escribirlo, podemos darle la tarea a los niños, siendo ellos los diseñadores de sus historias, por ejemplo, a través del uso de dibujos.
  • Río de pirañasConsiste en atravesar un río infectado de esos peligrosos peces, formando un “camino” que nos permita pasar sin mojarnos los pies, podemos utilizar materiales que tengamos en casa y no sean peligrosos para los niños, como puede ser el uso de aros, cuerdas de saltar a la comba, partes de puzzles gigantes, revistas, cartones o el uso de periódicos, es decir, utilizamos los materiales y con la ayuda de la imaginación podemos decir que son puentes, losas mágicas, etc. Pero ¡cuidado!, hay que mantener el equilibrio a la ida (transporte de material) y a la vuelta (búsqueda de nuevos materiales) por lo que al cruzarnos en el camino con los demás no podemos perder nada.

Por último, para los más pequeños, podemos utilizar diferentes vídeos para fomentar y explicarles cómo se trabaja en equipo. Así podemos crear en ellos una rutina que serviría de ejemplo para colaborar en casa con papá y mamá. Aquí os dejamos algunos enlaces: 

 

 

Publicaciones recientes

Comentarios

avatar
  Suscribirse  
Notificarme de